Tribune Article 2008 March

2008

Tribune article* Brigadas estadounidenses operan niños y adultos con labio leporino y paladar hendido

Los médicos estuvieron
evaluando niños ayer,
que serán operados
mañana.

TEGUCIGALPA.- “No sé cómo explicarlo como madre, lo agradecida que estoy al ver que mi hijo. Ya no padecerá de labio leporino y paladar hendido gracias a labor de los médicos que gratuitamente operaron a mi hijo”, dijo ayer Margie Yolanda García, madre de un pequeñito que por factores aún no conocidos por la ciencia médica, nació con su boca deformada.

Desde el lunes anterior llegó una brigada de médicos cirujanos de la Corporación Interamericana de Restauración de New Orleáns, Lousiana (IRC),  que está operando a niños y adultos provenientes de hogares pobres que padecen del labio leporino y paladar hendido.

Los infantes que padecen esta enfermedad crecen con problemas de nutrición, explicó la doctora Josefina Beck, quien al lado de su esposo Robert, que igualmente es cirujano plástico, se desplazaron desde California, Estados Unidos, para participar en la brigada que tiene por objetivo operar a más de 40 pequeños con problemas de malformaciones por labio leporino y paladar hendido.

“Estamos agradecidos por las muestras de cariño especialmente de las madres de los niños que hemos operado y de la población hondureña en general”, mientras por sus mejillas corrían lágrimas, contagiada por el ambiente de agradecimiento de los padres de familia de los niños que experimentaba junto a sus compañeros galenos.

La brigada médica de los
Estados Unidos, que están
realizando sus operaciones
en Clínicas Viera.

Su esposo, el doctor Beck, dijo “que para él era muy importante ayudar a personas como las que están llegando buscar atención al Hospital Viera “pues el conocimiento que poseo se lo debo a Dios y por ende lo utilizo ayudando a quienes necesitan”.

En su experiencia como brigadistas Beck junto a su esposan dijo han viajado por África, México y Suramérica realizando más de 150 operaciones de labio leporino y paladar hendido.

Los galenos han venido a Honduras gracias a las gestiones que realiza desinteresadamente el doctor Mario Zelaya quien tiene una clínica en el Hospital Viera donde atiende a pacientes con  problemas de ortopedia.

Zelaya aseguró que la disposición y voluntad por servir a los más necesitados de los médicos de Corporación Interamericana de Restauración de New Orleáns, Lousiana (IRC), es incomparable pues hasta incurren en todos los gastos de viaje y estadía.

Desde ya, dijo Zelaya, están preparando las próximas brigadas que no se circunscriben sólo a atención médica pues en diciembre pasado estuvieron en algunos barrios pobres de la capital donde entregaron más de 250 mil dólares en alimento a los miles de pobladores de esas colonias pobres.

Sólo corazones llenos de amor por el prójimo pueden hacer una obra tan grande opinaron los padres de familia pues los médicos viajan por su cuenta pagando todos los gatos que implica desplazarse desde sus lugares de origen donde han tenido que dejar cerrados sus consultorios y disponer de tiempo para los demás dijeron.

Ver el producto final brinda mucha
alegría hasta a los médicos. Aquí
muestran una fotografía de cómo
estaba antes de ser operado un
paciente adulto.

Esta labor dicen los pacientes no puede ser efectuada sin al colaboración del Hospital y Clínicas Viera cuyas autoridades han prestado las instalaciones del hospital para que los médicos atiendan a los pacientes.

Las malformaciones provocadas por el labio leporino y el paladar hendido afectan psicológicamente al infante por que su autoestima es baja debido a la apariencia física.

Esta deformación también afecta la habilidad comunicativa de los niños pues deforma la boca, igualmente los infantes crecen con problemas de nutrición pues las madres tienen que alimentarlos desde recién nacidos con goteros pues la deformación que produce en sus bocas evita la absorción adecuada de alimentos.

Las cirugías son completamente gratuitas y sólo se atienden a niños provenientes de hogares pobres que padecen de la malformación del “Labio Leporino y Paladar hendido” y en una clínica privada el costo de esa operación es superior a los 100 mil lempiras.

Cuando la malformación pasa de la parte de los labios de los pequeños hasta las cavidades de la boca los médicos le llaman paladar hendido por lo que se vuelve más necesaria la cirugía par corregir el defecto.

Para contactar a los miembros de esta brigada los padres interesados deben abocarse al teléfono 236-6224 y al móvil 9870-3524 con Cecilia Rivera  del Centro Interamericano de Restauración antes del 14 de marzo para concretar la cita.